| VARIEDADES

Pocitos, el barrio más deseado de Montevideo

Ventajas y atractivos de un sector urbano que crece en popularidad.

Montevideo.

Pocitos es al día de hoy, y a juicio de algunas inmobiliarias, el barrio más demandado de Montevideo. Los alquileres de casas en Pocitos ganan en popularidad por muchos motivos, aunque otros barrios montevideanos, como Punta Carretas no van a la zaga.

El precio tiene mucho que ver. Los alquileres de apartamentos en Pocitos no son los más baratos dentro de los alquileres en Montevideo, pero aun siendo una de las zonas más elegidas por la clase media y alta y alta, no llega al nivel de Carrasco, lo que también se traduce en precios más asequibles.

De hecho, siguiendo lo que muestran las más famosas inmobiliarias online, en Pocitos se pueden encontrar alquileres desde unos 12.000 pesos, mientras que en Carrasco es más común que los mínimos ronden los 20.000.  La zona además atrae y está en constante expansión, con nueva construcción de apartamentos. Que se ubique frente a una de las playas más populares de la capital también tiene mucho que ver.

UN BARRIO CON MUCHA HISTORIA

El barrio de Pocitos está ligado también al de sus orígenes, los mismos que le dan nombre. Hace mucho que se trataba en realidad de poblado independiente sobre la costa del Río de la Plata, en el que las lavanderas cavaban pocitos para aprovechar el agua dulce de un arroyo que bajaba hasta él, luego llamado de los Pocitos.  

Nuestra Señora de los Pocitos fue la materialización del deseo del militar que lo compró en la primera mitad del siglo XIX. Si bien no fue él quien pudo desarrollar su proyección de construir una pequeña localidad allí, sí lo hizo su posterior comprador, que sin duda contaba con visión de negocios.

El viejo Pocitos fue pronto protagonista en los movimientos del mercado inmobiliario de la época. No escapaba a nadie su buena conexión con el centro de la ciudad a través de vías públicas vertebrales como las hoy avenida de Brasil y el bulevar de España, y la zona comenzó a verse como un potencial punto de recreo que, a buen seguro, se convertiría en objeto de deseo de muchos montevideanos próximamente.

La popularidad de la zona crecía y crecía y, hacia finales del siglo, se inauguró el que fuera uno de sus edificios insignia, el Gran Hotel Pocitos. De ser pensado como casillas para baños, pasó a ser un hotel de grandes dimensiones construido en la parte central de Playa Pocitos con un restaurante en su interior. Era una empresa británica, La Comercial, la que administraba el hotel, que se convirtió en un punto de encuentro para la sociedad de la época. Lamentablemente, la terraza del hotel que se adentraba en el mismo Río de la Plata, sucumbió ante un temporal unos 27 años después de su inauguración. Doce años después, el Gran Hotel Pocitos fue demolido.

Pocitos se quedó sin el establecimiento de moda en el Montevideo de la época, pero para entonces ya contaba con su propia rambla y con prósperas residencias. Hoy día, de hecho, el barrio es una amalgama de nuevas y viejas construcciones, con sus diferentes estilos arquitectónicos, en el que a las residencias propias de los retiros de verano se unen viviendas para clases medias que comenzaron a construirse ya sobre 1920. Y así, Pocitos pasó a tener más edificios de apartamentos que el mismo centro de Montevideo.

TRANQUILIDAD Y CALIDAD DE VIDA

Las apuestas de las grandes empresas constructoras y de infraestructuras por desarrollar sus negocios sobre el barrio hicieron de Pocitos lo que es hoy. De hecho, fue ya a principios del siglo XIX cuando se inauguró la primera línea de tranvía eléctrico, también a cargo de La Comercial. Y ésta unía Aduana y, cómo no, Pocitos.

Las buenas comunicaciones con las que cuenta el barrio son evidentes hoy día. Se trata del más denso de la capital uruguaya en población, pero por su buena comunicación siguen siendo muchos los que se decantan por Pocitos en lugar de por un centro más estresante.

Esto último tiene que ver también con otro factor relevante, y es que el barrio se ha configurado como algo similar a un “nuevo centro”. Los servicios que se han ido agregando le hacen gozar de autonomía. De hecho, con dos centros comerciales de gran tamaño y establecimientos especializados en otros servicios, como los financieros, lo señalan como un lugar ideal para completar transacciones o hacer compras sin necesidad de desplazarse.

Pocitos es además una zona con restaurantes de lo más recomendables, con espacios que no solo ofrecen una carta variada a quien quiera degustar la gastronomía patria, sino que ofrece también opciones a quienes quieran vivir experiencias más cosmopolitas. Es decir, locales especializados en varios tipos de comida internacional. Tiene que ver, claro, con ser uno de los enclaves que más afluencia de turistas acoge.

Su amplia rambla y su playa invitan también a los deportes al aire libre, lo que valoran mucho también las personas que quieren tener una vida saludable.

 

Espacio patrocinado.

Comentarios de los lectores