| POLICIALES

Horror en Santa Rosa: tenía esclavizados a su pareja, a una discapacitada y a dos niños

La policía liberó a una familia que desde hacía nueve años permanecía encerrada en una vivienda del barrio de Cañuelas. La joven discapacitada estaba embarazada del captor.

Calle San Martín, a 100 metros de donde fueron liberados.

Un hombre de 55 años identificado como Miguel Ubaldo Reynoso fue detenido hoy en Florencio Varela acusado de reducir a la esclavitud a su mujer, a su hijastra discapacitada y a dos niños (que serían sus hijos) en una vivienda de Cañuelas, a lo largo de varios años.

Las víctimas de esta trama digna de una película de terror es Marcela Alejandra De Este, de 47 años; su hija Joana De Este, de 25, que padece un retraso madurativo; y sus nietos Yamila y Nahuel De Este, de 11 y 5 años respectivamente.

En su denuncia ante la Comisaría de la Mujer, De Este manifestó que hace nueve años Reynoso la obligó a mudarse desde Ezeiza a Cañuelas luego de que ella lo denunciara por abusar sexualmente de su hija Joana, madre de Yamila y Nahuel (esa causa Nro. 07-00-666701-06 aún se encuentra en trámite en la Fiscalía 7 y Juzgado de Garantías 2 del Departamento Judicial de Esteban Echeverría-Ezeiza).

Aseguró que durante los nueve años de residencia en Santa Rosa, tanto ella como su hija Joana y sus nietos tenían prohibido salir de la casa; y que el hombre sólo les dejaba "una lata para hacer sus necesidades". También aseguró que estaban "amenazados de muerte" para que no contaran nada a los vecinos.

La situación fue descubierta por el hijo no conviviente de Marcela, Brian Reynoso, de 24 años, quien hace unos días apareció en la vivienda de su familia política. Al notar que estaban encerrados "derribó la puerta y se encontró con las condiciones infrahumanas en que vivían su madre, su hermanastra y los chicos" confió una fuente policial a InfoCañuelas.

Al ser liberada Joana fue llevada al Hospital Marzetti porque "se sentía mal". Allí se verificó que cursaba un embarazo de ocho meses. Según le manifestó a su madre, Reynoso abusó nuevamente de ella, esta vez en el baño, y la amenazó para que no contara nada.

La policía pudo constatar que Reynoso se encontraba viviendo en la casa de una hija en la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela. Una comisión policial hizo una vigilancia encubierta en la zona y al detectar a un sujeto en un Renault 18 azul matrícula UQW 405 de características fisonómicas similares a las descriptas por su familia, procedó a detenerlo.

El hombre está acusado de privación ilegal de la libertad agravada, coacción y lesiones, en una causa a cargo de la fiscal Norma Pippo.

INFOCAÑUELAS

 

Comentarios de los lectores